martes, 31 de enero de 2012

ALGUNOS ANIMALES SALVAJES

El Tigre Se trata del mamífero felino más grande del reino animal, aunque según a la especie que pertenezca puede variar su peso y tamaño.  A modo general, los machos pueden llegar a pesar entre 100 y 300 Kg y, tener una longitud de 100cm a 335.  Las hembras, en cambio, marcan un peso de 85 a 165 Kg.  La especie que presenta mayores dimensiones son los tigres Amur.  Su excelente pelaje pasa desde tonos anaranjados, marrones o leonado, con la parte ventral blanquecina.
Las rayas que se dibujan en su pelaje pueden ser marrones y negras.  El dibujo de las rayas es una característica identificativa y exclusiva de cada tigre, además de ser un perfecto vestido de camuflaje con el territorio que habitan.  Es un animal muy territorial, tanto las hembras como los machos disponen y defienden de un espacio de unos 20 y 80 km cuadrados respectivamente. A diferencia de los leones, los tigres permiten compartir una presa con la hembra e incluso que coman antes que ellos.  Debido al sentido territorial tan desarrollado que poseen, es frecuente los enfrentamientos entre machos que normalmente no acaban siendo mortales.  
El apareamiento se da en varias ocasiones durante un tiempo determinado, pero la hembra es receptiva sólo unos días.  Tras quedar ser fecundada, el embarazo dura unos 100 días y normalmente, las camadas son de 3 ó 4 crías.  Se puede dar el caso, de que el macho llegue a sacrificar a las crías por tal de que la hembra sea receptiva.  Tan sólo a las ocho semanas de vida, las crías empiezan a investigar su entorno y salir de las guaridas, siempre bajo la atención y protección de su madre.  Pero hasta los dos años no se emancipan de la madre.  
Su hábitat se encuentra en selvas lluviosas.  
Son expertos nadadores al igual que el jaguar, además de ser capaces que capturar una presa dentro del agua.  Suelen buscar preferentemente grandes herbívoros, como liebre, pavos reales, monos, ciervos y también peces.  Son capaces de saltar hasta 5 metros verticalmente y unos 10 de longitud.  Sus fuertes garras llegan a medir unos 7 cm y medio, y pueden alcanzar los 72 Km/h de velocidad, todas estas cualidades físicas hacen del tigre un gran depredador, pudiendo atacar a un búfalo.

¿QUE SON LOS ANIMALES SALVAJES?

Cuando se habla de animales salvajes todos tenemos la impresión que son animales peligrosísimos: pensamos en leones en la selva, osos, tigres, etc. Pero no todos los animales salvajes son peligrosos. De hecho, todos los animales fueron salvajes alguna vez. Los gatos, los perros, los caballos,... todos eran animales salvaje antes de ser domesticados por el hombre. De hecho, todavía quedan especies de caballos salvajes en el mundo y no por ello son peligrosos para el hombre.
Los animales salvajes son sencillamente animales que viven en la naturaleza y que sobreviven por sus propios medios: cazando, pescando o comiendo vegetales. Cómo ves, el termino de animal salvaje poco tiene que ver con la primera impresión que nos viene a la cabeza al pensar en ellos.
Los animales carnívoros según la especie pueden llegar a ser animales salvajes peligrosos para el hombre. El oso, por ejemplo puede matar a un hombre. Pero seguramente será para proteger a sus pequeños o para protegerse él, no para alimentarse de la carne. Raramente el hombre es una presa ansiada por este tipo de depredadores. La mayoría de los ataques de animales salvajes al hombre son para defenderse, creyéndose éstos en peligro.
Existen ciertos animales salvajes que nos parecen menos peligrosos y pueden llegar a ser más indeseables para el hombre, cómo es el caso de las mofetas, por ejemplo.
Los animales salvajes deben luchar por y para sobrevivir y la supervivencia les lleva a veces a cazar animales domésticos. El zorro es un animal temido en las granjas ya que ataca a las gallinas y a otros animales de la granja que son fáciles de capturar, ya que están en jaulas y no tienen muchas opciones para salvarse.
Los animales salvajes son curiosos y como nos puede suceder a nosotros, se intrigan por lo que es nuevo para ellos. A veces puede suceder que al ver un humano sea la primera vez que es animal vea a un humano. Sus reacciones son y serán imprevisibles pero, en general, un animal salvaje buscará protegerse y esconderse cuando se encuentre ante algo desconocido.